Una verdadera historia de amor “Lloret de Mar”

By Ana Isabel Guadalajara

Basada en hechos reales

Erase una vez una chica llamada Ana Isabel, y un chico llamado Ignacio, que ya de pequeñitos andaban en libertad por el patio de sus respectivos colegios, y buscaban algo, o a alguien. Lo que no sabían era lo que les tenía preparado el destino. . .

Era el día 2 de Junio de 2010, el primer viaje que hacía ACOVA, una Asociación de ayuda a personas con enfermedad mental, a “Lloret de Mar” por Gerona.

Ana Isabel se encontraba esperando el autobús, con una de las amigas de ACOVA, María, muy ilusionada por su primer viaje. Charlaban de las maletas que se compraron, y hablaban del neceser. La maleta de Ana, era en colorido, y la de María era de manchas de vaquita.

El caso es que llegó el autobús. Ana se quedó pensativa, y entonces anunciaron  que venía otro grupo, otra Asociación, y dijeron: -¡Dejad las maletas!-. Ana empezó a subir las escaleras del bus, y una monitora, le dijo: – ¿Te ayudo?-, y ella: -¡No ya PUEDO SOLA!-, y se sentó con María en uno de los primeros asientos. Ana empezó de “charreta”, y a escuchar música con María, y en el asiento de delante de Ana se giró un chico… y se le quedó mirando con respeto y un no sé qué. Ana le dijo: -¡Hola!- Y él -¡Hola!, ¿Quieres una empanadilla?- Ana aceptó, porque tenía hambre. Es cuando conoció a “el pelao”, éste les presentó a su amigo y los cuatro comenzaron de “charreta”. Ana dijo: -¡Toma! ¿quieres escuchar música? Y él dijo: ¡vale!

Por fin llegamos ¡¡¡A Lloret de Mar!!!, y Ana creía que no iba a encontrarse más con Ignacio. Les dieron las llaves de las habitaciones, y luego me enteré  de que Ignacio quería haberme ayudado con las maletas, pero no se quiso arriesgar.

Y Ana, al día siguiente se puso guapa como siempre, y se bajó a desayunar. De repente – ¡chu chu!, ¡chuchu! – , y se giró y ve a Ignacio, Nacho mejor, y se quedó patidifusa, le estaba llamando – ¡guapa!- le decía, y ella no se lo podía creer. Tenía 33 años recién cumplidos y nunca había tenido novio, fue muy bonito. Y así: – ¡guapa, guapa!- en todas las comidas. Como por arte de magia, Nacho y Ana se enamoraron, y Ana decía: -¡si. . . parece un vacililla!

Ana habló con sus monitores, les preguntaba qué opinaban, y le dijeron que no, por la distancia, pues era de Cieza (Murcia). Pero Ana hizo ojos ciegos, y se arriesgó. Y un monitor hizo el papel de “padre de Ana” y le preguntó a Nacho ¿qué intenciones tenía?, y Nacho dijo: – Yo la quiero de verdad, va en serio.- Y sin comerlo ni beberlo, Ana y Nacho comenzaron su historia de amor. Y esto estaba destinado porque la habitación de Nacho estaba en frente de la de Ana.

Y Nacho todos los días en el comedor, iba a llenarse la  taza de leche a Ana y a calentarle las tostadas. ¡Él era el que preparaba el desayuno!. Ana tenía de horario libre las 16:00 de la tarde, y él le invitaba todas las tardes a una Sweeps limón y conversaban, conversaban mucho. Con un beso suave, apenas rozando sus labios, Nacho le preguntó si quería ser su novia, y Ana le dijo:- Me lo pienso y mañana te lo digo-.

Y fue pasar la puerta, y ya estaba convencida y alegre. Al día siguiente, le dijo que ¡Siii!, y empezamos este viaje juntos. Pero, Ana mucho antes llamó a su padre, y los padres ya se sabe. Me pasó curiosamente a mi hermano mayor, Ángel, que me dijo – ¿ya tienes “noviete” murciano?- y yo:- Sí, va en serio-.

Nacho y Ana todas las tardes, a las 16:00 con la Sweeps de limón y festeando sanamente. Los demás que estaban en la terraza mirando, pero nos daba igual, nosotros a festear, pues. . . no hacíamos daño a nadie . Y un día, bajamos a nadar y a tomar el sol.

La noche antes de irnos Ana se puso muy guapa, y su amiga la pintó. Él tenía una cara de ensueño cuando la vio, y comenzaron a bailar, fue tan romántico, y viejecillos alrededor. El grupo de ACOVA, viendo todo desde la terraza, pero. . . me dio igual ¡¡¡nos amábamos!!!, ¡¡¡nos amábamos!!!.

Cuando regresamos en el autobús se lo presenté a mi padre y Nacho le dijo a mi padre que un día vendría a Valencia a ver a mi familia y. . . por supuesto a mí. Empezó a venir y hasta hoy.

EL DÍA 2 DE JUNIO DE 2020, HACEMOS 10 AÑOS, NÚMERO REDONDO.  Y CINCO AÑOS VIVIENDO JUNTOS.Y ASÍ JUNTICOS SEGUIREMOS.

TOUCHÉ

Imagen Designed by rawpixel.com / Freepik

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s