Los cuentos cortos de J. Arlandi

el

Los cuentos cortos de J. Arlandi siempre aportan una sorpresa final que nos ayuda a reflexionar.

Vagabundo

Después de salir del restaurante, me dirigí hacia la basura a ver si encontraba algo de comer.

Había que salir por la noche, sino sería mi ruina, y empecé a comer lo que otros habían echado al contenedor. Como siempre, aprovechando, me quedé dentro del contenedor. Salí por la mañana después de haber dormido, y, viendo que corría peligro subí a una casa y entré por la puerta.

Oí pasos, maldita sea, he de esconderme bajo la cama y no hacer ningún movimiento.

-¡Aquí, aquí…!

-¡Me han descubierto, por favor el spray no, el spray no!

Tarta envenedada

Voy a hacer una tarta.

He comprado chocolate, limón, levadura, bueno todo lo que se le pone a una tarta.

Pero esta tarta es diferente, tiene medio kilo de matarratas.

Mientras la estoy haciendo estoy pensando en mi familia, un marido maltratador, unos hijos yonkis que solo hacen que pegarme y robarme, en fin para qué contar más. También un padre abusador.

Con esta tarta todo se solucionará.

Ya está preparada.

¡Umh, qué rica! ¡Qué van a hacer sin mí estos hijos de puta!

José Arlandi Díaz-Pavón

Foto de Ciudad creado por jcomp – www.freepik.es

Foto de Comida creado por wirestock – www.freepik.es

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Paloma Rubio dice:

    Me gustan. Eres genial. Admiro tu creatividad e ingenio.

    Me gusta

  2. Chelo García dice:

    Son muy interesantes tus relatos Arlandi, intensos y en esencia cautivadores.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s