Carta a Antonio Campos

el

Carta a Antonio Campos (Margot) es un trabajo de Silvia Saborit que le ha llenado de alegría y emociones. Desde que hace unas semanas su hermano encontrara un libro sobre Margot en la Feria del Libro, Silvia ha revivido junto a Antonio Campos los años más felices de su vida, ha escrito una preciosa carta y ha superado algunos miedos visitando la exposición de Margot en el MuVIM. Este texto no es solo una carta, es un trabajo de superación personal. Silvia, he aprendido mucho contigo y de ti con este texto, gracias por dejarme compartirlo.

Beatriz Bascuñán.

Mi querido Antonio, tuve la suerte de trabajar contigo en muchas ocasiones. No fueron fáciles tus comienzos, pero lo conseguiste, imitar a la gran Sara Montiel. Los vestidos de tul, lentejuelas, pestañas postizas… Poco a poco lo lograste, convertirte en un gran transformista conocido por toda la noche Valenciana.  

Yo te conocí en el café teatro “La Bohéme” con obras como “Erotísima Doña Inés” de Gregorio Marañón, una parodia de Don Juan Tenorio. ¿Recuerdas a un a doncella que por ahí andaba con su vestido blanco, en unas de esas escenas que tanto trabajamos? Los actores no sabían bailar, ensayando y ensayando para que todo fuera perfecto. Lo logramos, tengo artículos sobre la obra que representamos.  

Luego llegó la época del “Music-Holl” con Pascal y Charly, en donde hacíamos grandes musicales de lo años 20. Eran Divinos ¿te acuerdas? Yo recuerdo un día al final de espectáculo, todos vestidos de blanco, así eran nuestros finales, de repente finalizando el show te caíste despaldas con todo tu miriñaque era un refajo interior de teja rígida con aros y encima la falda que en otras épocas usaban las mujeres. No te podías levantar, lo recuerdo como si fuera ayer, ¡qué tiempos!. Los compañeros se reían, menos yo porque temía que te hubieses hecho daño. 

Mi querido Antonio, gracias por tu sentido del humor y por la gran persona que eres. Nos hacías reír en camerinos, haciendo el Sumo como los Japoneses, eras tan grandote que lo bordabas.

Sara Montiel, Margot, revivía en el escenario y brillaba como ella.  

Un abrazo.  

Con cariño.  

SYVIA SABORIT

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s